Consumos culturales de los niños y jóvenes

Consumos culturales de los niños y jóvenes.

Les propongo leer y analizar la última Encuesta Nacional “Los consumos culturales de los chicos”, realizada por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación.

a) Luego de leer toda la encuesta, ¿qué es lo que más les llamó la atención o los sorprendió? ¿Por qué?

Lo que más me llamó la atención fue el tiempo que pasan los niños y jóvenes encerrados en su pieza mirando televisión, escuchando la radio, etc. y que a su vez lo consideren como “aburrido”. Se establece una gran contradicción entre lo que dicen y realmente hacen. Y por otro lado, las diferencias que se encuentran si comparamos esta encuesta con lo que sucede hoy en día, creo que variarían demasiado los números con respecto al acceso al celular y a internet fundamentalmente.

b) En la consulta se realizan cruces entre los consumos culturales y el nivel de recursos de los chicos. ¿Qué conclusiones pueden sacar del resultado?

Con respecto al acceso a los bienes culturales me parece evidente que las personas de mayores recursos económicos posean un mayor acceso que aquellas personas con menos recursos económicos. Sin embargo, las personas que consumen más estos bienes, como por ejemplo la televisión, son aquellas de menores recursos. También según la encuesta la gente con un mejor posicionamiento económico destina más sus usos a tareas escolares, antes que a juegos y entretenimientos, como ocurre en las de menores recursos.

No obstante, los chicos que habitan en zonas rurales parecen inclinarse más hacia la lectura, y escuchar la radio a diferencia de los chicos que habitan zonas urbanas (en los que se encuentra una mayor preferencia hacia la televisión y la computadora).

c) En la encuesta hay un ítem que se refiere a la “exposición” y otro a los gustos de los chicos. Deténganse en este punto y analicen: ¿qué les llamó la atención?

Lo que más me llamó la atención es la cantidad de tiempo que los chicos pasan con los medios de comunicación. Con respecto a los gustos de los jóvenes no me sorprendieron tanto, porque en nuestra realidad están a la vista. Basta con informarse un poco para saber el predominio que tiene en nuestra sociedad la televisión e internet. Los chicos hoy en día, no se preocupan tanto por el estudio como por estar pendientes de lo que pasa en las redes sociales, o se interesan más por estar jugando o mirando televisión, que por darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. Es una vida más solitaria, el joven se encuentra la mayor parte del tiempo encerrado entre cuatro paredes, y cuando se reúne con sus padres, está el televisor de por medio en casi todas las ocasiones; a esto también lo notamos en que el 50% de los chicos eligen sus consumos culturales por recomendación de sus amigos, pareciera que vale más la opinión de los pares que la de su propia familia.

d) Los datos de la encuesta desafían tres mitos instalados sobre la relación entre la televisión el uso de la computadora y la lectura. Lean lo que dice la encuesta. Si los resultados de la consulta desmienten estos mitos, ¿de dónde provienen los mismos? ¿Qué opinan que los alimenta?

Para mí provienen del imaginario de la gente. Las personas, y sobre todo los adultos están convencidos de que el uso de la computadora y la televisión no aportan en nada con respecto a la educación y los valores que seguramente quiere transmitir esa familia. También es cierto, que hay muchos casos en que se hace un excesivo uso de la computadora o de la televisión que no ayudan en nada a los chicos. A mi entender, es solo un prejuicio que se fue transmitiendo sin corroborar los usos útiles que nos brinda la tecnología, y sin tener en cuenta la valiosa ayuda que nos brinda a la hora de informarnos.

e) Lean la columna de opinión de Beatriz Sarlo “la tevé, un miembro más de la familia”, publicada en el diario clarín el 22 de octubre de 2006.

f) Sarlo interroga aquí el enunciado “haciendo la tarea mirando televisión”. ¿Qué piensan de su planteo?

Me parece interesante el planteo de Beatriz Sarlo, y estoy de acuerdo en que la televisión aparece “de fondo” en forma cotidiana en las casas, pero no sé hasta qué punto un chico puede hacer la tarea sin distraerse con la televisión. Es una cuestión para pensar y debatir, es cierto que estamos acostumbrados a hacer todo con la televisión prendida, aun así no estemos en esa habitación, o estemos realizando otras cosas, pero considero que hay momentos en que la televisión sería mejor estando apagada que prendida, aunque acepto totalmente que la televisión es un miembro más de la familia y que normalmente se convive con ella.

g) ¿En qué medida estos datos brindan elementos para repensar la relación medios-escuela frente a los medios?

La escuela adquiere un papel desafiante frente a los medios. Considero que lo mejor sería sacarle provecho y saber utilizarlos correctamente. Debemos aceptar la importancia que tienen los medios de comunicación en los chicos y a partir de eso, incorporar estas informaciones y transformarlas en conocimiento. Además de incorporar estos elementos, para facilitar el aprendizaje, motivar a los alumnos, y comprender distintos contenidos con diferentes técnicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s